nota informativa2

 

FeSMC-UGT Canarias anuncia movilizaciones en el periódico La Opinión de Tenerife después de que la dirección de la empresa haya optado por suspender unilateralmente las negociaciones del convenio colectivo. La medida tomada afecta a 39 trabajadores que están representados por 3 delegados de UGT en el centro de trabajo.

La Opinión webLa mesa de negociación se abrió hace más de un año, durante el cual la empresa solo ha dilatado el proceso sin hacer propuestas concretas y respondiendo con una negativa a todas las ofertas de los trabajadores. La parte social ha ido modificando sus exigencias hasta limitarla a dos puntos, los que hacen mención a la compensación de los días festivos trabajados y a la partida salarial, donde se solicita un incremento del 1% para 2017, quedando congelado el salario en el presente año. Este porcentaje, a pesar de que no cumple las expectativas puestas en este proceso, surge como compensación a las nuevas funciones que deben asumir los trabajadores y al aumento significativo de la carga de trabajo.

Los empleados han acordado llevar a cabo concentraciones ante la sede del diario como primera medida de presión. De esta forma, pretenden visualizar de cara al exterior el conflicto y explicar a los lectores que la carga de trabajo que deben soportar supera con creces la experimentada en otros diarios del grupo editorial al que pertenecen. Del mismo modo, los trabajadores secundarán una jornada de huelga parcial el próximo 22 de diciembre. Estas medidas se irán endureciendo mientras la dirección de la empresa mantenga su negativa a sentarse a negociar con los representantes de los trabajadores.

En los últimos meses y años, la plantilla de La Opinión de Tenerife se ha visto obligada a trabajar más horas y a realizar nuevas funciones, como la grabación de vídeos en sus coberturas, sin que se haya compensado este sobreesfuerzo. Al contrario, la empresa ha decidido restringir aún más los derechos de los que disfrutaban hasta el momento.

La dirección opta por la confrontación

FeSMC-UGT Canarias quiere dejar constancia de la disposición que siempre han tenido los trabajadores a negociar y a alcanzar un acuerdo. De hecho, la primera plataforma presentada por la parte social incluía la modificación de más de 15 artículos del actual convenio, pasando en la última propuesta a solo dos. Además, durante este año de negociación, la dirección ha llevado a cabo despidos que suponían un claro boicot a la posibilidad de llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes. A pesar de todo, la plantilla ha continuado con su mano tendida para el diálogo, aunque lamentablemente la empresa ha tomado la senda de la confrontación.

Los empleados del diario tinerfeño mostraron su compromiso en la última asamblea de trabajadores en iniciar unas movilizaciones que no detendrán hasta que la empresa se siente a negociar, y muestre, igualmente, una voluntad firme de mejorar unas condiciones laborales claramente deterioradas.